post
, , ,

¿OBSESIÓN CON ALGUIEN QUE NO ES TU PAREJA?

¿Amas a tu pareja pero a veces otra persona ocupa tus pensamientos?:

El Amor es uno de los temas que más se habla, de los que más nos interesa, pero es el que menos conocemos. Hay demasiados elementos que intervienen o condicionan  su desarrollo y funcionamiento: patrones culturales, tabúes, ideas preconcebidas, mensajes educativos, modas, edades…. Por eso es difícil explicar exactamente cómo se origina y de dónde sale. 

Nosotros nos creamos una fantasía de cómo debe ser una relación amorosa y en base a eso y teniendo en cuenta los elementos antes citados, funcionamos y reaccionamos dentro de nuestra relación. Es habitual que nos imaginemos una historia de amor, la nuestra, como la mejor. Queremos que sea romántica y ansiamos encontrar nuestra media naranja: “el hombre/mujer de mi vida”; tanto es así, que muy a menudo llegamos a sublimar la relación y la pareja, y esperamos del otro lo que nosotros creemos que debería ser, o hacer: es el autoengaño amoroso. Siguiendo este razonamiento, la idea de “pareja ideal” va relacionada a menudo con la fidelidad más absoluta porque, “si pienso en otro/a, es que no estoy enamorado/a”. En base a esta idea, construimos una creencia que nos comienza a estructurar la DUDA; esta misma duda comenzará a generar que nos comportemos de cierta manera, y este comportamiento diferente seguramente nos devolverá un feedback que podría influir en la relación amorosa.

Pensar en otra persona estando en una relación es algo que le puede ocurrir, de hecho ocurre a menudo, a cualquiera. Somos humanos, nos gusta seducir cuando conocemos gente nueva porque, si alguien responde a esa seducción, nos sentimos gratificados: nos gusta gustar;  y las personas nos atraemos. 

Si partimos de una idea rígida del amor, una idea hiper romántica del amor, pensaremos que uno no debe nunca sentir nada por otra persona cuando está en pareja. Pero si tenemos una idea más realista, sabremos que eso puede ocurrir, y que la mayoría de las veces esa atracción es pasajera e inofensiva, ya que no pone nuestra relación ni nuestra fidelidad en riesgo. La fantasía es un recurso buenísimo y muy saludable, que nos ayuda cuando necesitamos liberar tensiones, cuando sentimos una emoción fuerte y necesitamos canalizarla. Lo que fantaseamos no quiere decir que vayamos a hacerlo realmente. Si tengo problemas en mi trabajo con un jefe que me exige demasiado y es desagradable, me genera deseos de pegarle o insultarle. Puedo imaginar que lo insulto, incluso que contrato a alguien para que le de un escarmiento. Eso no significa que lo vaya a realizar en la realidad, sin embargo, esa huída a mi fantasía, me ha ayudado a desahogarme y me permite tolerar mejor el problema que tengo con esa persona. Por la misma razón, al pensar en una persona que me resulta atractiva, incluso imaginar tener relaciones íntimas, no quiere decir que vayamos a ponerlo en práctica.

Prohibirnos pensar en otra persona y/o que esos pensamientos puedan darse, nos puede llevar al mundo de las dudas y las obsesiones  que pueden llegar a tomar el control de la relación. En esos casos, empezamos a hacer cosas que, en lugar de solucionar nuestro problema, todavía lo empeoran más: 

1- Podemos pensar que si tenemos esos pensamientos es que no queremos a nuestra pareja realmente.

2- Comenzamos a buscar compulsivamente señales  en la relación que demuestren lo bien que estamos con nuestra pareja y lo mucho que la queremos y que nos pueden llevar a ser controladores, juiciosos y generar tensiones innecesarias.

3- Intentamos hacer desaparecer esos pensamientos de nuestra mente y nos sentimos culpables. 

4- Ponemos en una balanza la relación, seguramente atendiendo más a lo que no funciona tan bien, por lo que añadimos leña al fuego.

Con todo ello comenzamos a confirmar una creencia que se puede convertir en una ¡profecía que se autocumple!, es decir que podemos llegar a generar que nuestra relación se tambalee realmente.

Todo esto lo hacemos con la buena voluntad de olvidar a la otra persona. Claro que, pensar en no pensar, ya es pensar en sí mismo, ¡no se puede no pensar!, y lo que vamos a conseguir con eso es pensar cada vez más, convirtiendo unos pensamientos que podrían ser pasajeros en una verdadera obsesión… 

Oscar Wilde decía: “La única manera de librarse de la tentación es ceder ante ella”.

Así, siguiendo a Wilde, si queremos que esos pensamientos dejen de perseguirnos, debemos permitírnoslos, ¿pero cómo? 

Puedes ofrecerte un momento a la tentación mediante la imaginación, y permitirte un breve espacio al día para pensar libremente en esa persona. Imagina esos pensamientos que te persiguen y permítete sentir las sensaciones que lleguen. 

Ya que no podemos dejar de pensar en esa persona, hagámoslo pero de forma controlada, cada día, durante por ejemplo media hora. Eso si, durante el resto del día, cada vez que nos quedamos colgados en nuestras dudas, culpabilizaciones o incluso, deseos, es mejor  desplazar los pensamientos a esa CITA COTIDIANA con la obsesión. De ese modo hacemos el primer movimiento para mantenernos serenos: Que el pensamiento no nos controle a nosotros, sino al revés. 

Esto te ayudará también a tener la mente clara para descubrir si lo que tenías era una obsesión o un problema real de pareja.

Tal vez descubres también que esa persona es un buen amigo o amiga que quieres mucho, el amor existe no solo entre la pareja, tantos mensajes culpabilizadores con los que muchos hemos crecido, nos han hecho temer al amor y por ello, muchas personas se asustan al sentirlo por alguien que “creen”, que no deberían.  

Así mismo, recuerda que el enamoramiento es pasajero pero el AMOR no tiene fecha de caducidad, eso si, hay que cuidarlo con respeto y mucho cariño, sin exigencias, culpa ni dependencias.

Si tienes pensamientos recurrentes con este u otros temas y lo vives como un problema, pide ayuda. No dejes que un problema se convierta en una tortura cuando tiene solución.

Desde la terapia breve estratégica PODEMOS AYUDARTE. Deja de sufrir.  

Si quieres que escribamos sobre algún tema en concreto escríbenos y abriremos un nuevo blog con esa petición que te interesa,

Esperamos que este artículo te haya ayudado. Puedes seguirnos también en Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCVH-X6ymE3OLCttHL10ww3Q/featured?view_as=subscriber

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.