post
, , , , ,

CORONAVIRUS (COVID-19): EL CONFINAMIENTO CON NIÑOS 

 La mejor manera actualmente de frenar la epidemia de coronavirus, COVID19, es quedarse en casa y restringir al máximo la vida social, respetando así las consignas existentes.

 Pero estos días pueden conducirnos al aburrimiento, al desánimo, y a sentir angustia por miedo a no saber qué hacer con esta pandemia, que más parece una distopía por CORONAVIRUS. Ante una situación que no vamos a poder cambiar, nos queda una única opción: ACEPTARLA e intentar, con mucha calma y tranquilidad, gestionar en nuestro beneficio lo que está pasando. Podemos aprovechar para poner en práctica todas esas cosas que deberíamos hacer, o que nos gustaría hacer pero que jamás tenemos tiempo: Organizar armarios, decorar, hacer trabajos manuales, leer, o simplemente descansar y dormir con tranquilidad.

¿Pero… y si estamos confinados con niños?

Entonces las cosas cambian. Estar con niños sin la posibilidad de salir y gozar de las opciones de ocio con las cuales estamos tan acostumbrados, es una misión bastante difícil.

Aquí van algunas ideas para combatir el encierro por el coronavirus:

Es muy importante para los niños tener una rutina, no importa la edad que tengan. Por eso, debemos seguir con los horarios y hábitos principales: mantener una hora fija para despertarse, acostarse, bañarse, alimentarse y hacer actividades de estudio, ver películas, jugar…

Ahora tendremos mucho tiempo y debemos aprovecharlo. Podemos preparar una bonita mesa para comer, pedir a los niños que nos ayuden  con esta y muchas otras actividades de la casa; las duchas rápidas por falta de tiempo, ahora pueden transformarse en baños divertidos; los deberes de casa pueden ser realizados con ayuda de experimentos prácticos y divertidos (hablar del coronavirus es una oportunidad de enseñar sobre hábitos de higiene y sobre los virus). Y para los que tenéis la oportunidad de disfrutar de un jardín, los niños pueden participar en plantar, cuidar y arreglar igualmente estas zonas.

Hacer que los niños participen en la planificación del día hará que se sientan escuchados y comprendidos.

 Algunas ideas de pasar tiempo en familia: 

  1.           Cocinar y preparar bizcochos será una buena oportunidad de buscar nuevas recetas, de estimular la lectura para los mayores, entrenarlos a organizar los ingredientes, y estimular la psicomotricidad y el sentido del gusto (probando una pizca de cada ingrediente) de los más pequeños.  
  2.           Seguro que hay muchos juegos de mesa guardados en algún cajón que hace años que no ven la luz del día. Pues ahora es una óptima ocasión de rescatarlos!
  3.           Podremos igualmente utilizar aquellos juegos que necesitan nada más de un papel y boli, como el Ahorcado, Tutti Frutti o tres en raya.
  4.         Evitar caer en la tentación de dejar que los niños estén conectados con las pantallas, y sí utilizar las nuevas tecnologías para comunicarse con familiares y amigos. Los tutoriales de YouTube pueden utilizarse para que aprendan a pintarse la cara, hacer origami, inventar coreografías, hacer yoga y ejercicios físicos
  5.           Tener un tiempo diario de lectura cada cual con su libro en un espacio que se sienta cómodo.
  6.           Se les puede igualmente estimular a hacer un diario de observación sobre sus actividades  de cada día y sus impresiones, para que en un futuro puedan leer sus experiencias, explicándoles que esta “aventura” de estar encerrados por el coronavirus,covid 19, que estamos viviendo es algo único hasta ahora, y quedará para la historia  
  7.           Crear un espacio distinto fuera de su habitación:  Montar una cabaña con telas, cojines, mantas y diferentes objetos, donde contar historias y merendar, leer o hacer la siesta.

Es muy importante que los adultos puedan organizarse entre ellos de manera que cada uno tenga un tiempo personal para sí. NO para arreglar cosas de la casa, ni cuidar de lo necesario para la familia como preparar la comida, cuidar de la casa o ayudar a los niños en alguna actividad. Un tiempo para cuidarse, relajarse y tener un momento especial de descanso donde mimarse un poco. 

Cuando los padres están tranquilos, los niños sintonizan con su estado de ánimo y se sienten igualmente tranquilos y seguros.

El niño observa el presente con ilusión e inocencia, aprovechar este momento presente con ellos, en casa, es la mejor manera de convertirlo en una oportunidad.

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.