post

Aprende a esconder la timidez en un entrevista

Me gustaría dirigir el escrito de hoy a las personas tímidas, que son muy conscientes de su timidez y que les incomoda.

Qué hace un tímido cuando tiene una entrevista ?

Ante la ansiedad que siente por el temor a no salir exitoso de ella, el tímido prepara la entrevista con extrema disciplina: busca información exhaustiva para poder estudiar todo lo que pueda referirse al sujeto sobre el que le van a cuestionar. Estructurará un relato y lo aprenderá y memorizará, intentando controlar todas las posibles preguntas y/o temas que se le ocurran sobre los que tendrá que opinar o hablar.

Al tímido no suele gustarle nada hablar sobre sí mismo.

Una de las causas de la timidez es la inseguridad y poca autoafirmación, por esto le costará saber qué explicar si le invitan a describirse, puede incluso bloquearse y no saber qué decir en ese momento.

Como hemos mencionado anteriormente, el recurso del tímido ante la ansiedad de la entrevista es CONTROLAR esta situación, preparándola bien.

Convencidos de que los demás notan que se sienten incómodos intentan disimular y, además,controlar también su inquietud; sin embargo, a menudo este intento de control resulta peor, logrando boicotear ellos mismos lo que se esforzaban por corregir.

 

Deseo compartir cuatro estrategias que está demostrado que funcionan en estos casos.

Para fingir que nos sentimos cómodos en una situación determinada y esconder nuestra timidez vamos a aprender a utilizar muy bien nuestro lenguaje no verbal.

El contacto visual resulta básico en las relaciones y muy importante en un primer encuentro. Si nos resulta difícil mirar directamente a la persona a los ojos, podemos utilizar el recurso de mirarla entre sus ojos y elevar un poco la mirada hacia la frente:  La sensación de la persona será que la miramos a los ojos.

La sonrisa es otro componente básico y muy interesante en un inicio de contacto; con ella transmitimos un estado de ánimo optimista y cercano.

Es conveniente asimismo tener en cuenta el tono de voz: alto y claro, articulando bien y con habla pausada, transmitimos seguridad en lo que decimos y en nosotros mismos.

Asimismo es importante el control de la postura corporal. ¿ Cómo caminan y se mueven las y los maniquíes de pasarela ?

Evidentemente, no hay que moverse de forma tan envarada, pero acercarse a esa forma de moverse – por poco que nos acerquemos – nos ayudará a dar la imagen que estamos buscando.

Ten en cuenta estos cuatro factores, ensaya muchas veces, hasta que comience a salir cada vez de forma más natural. Puedes grabarte y observar como va resultando: al final lograrás tu objetivo!

Un último consejo:

Controlar lo que nos van a preguntar en una entrevista es una labor casi imposible, ya que no podemos adivinar lo que nos va a preguntar otra persona.

Podemos imaginar de qué va a ir el tema y, en base a eso, podemos encontrar información interesante a utilizar. Tener información sobre la persona que vamos a tener enfrente y – si es por un trabajo – sobre la empresa u organización a la que pertenece es interesante, pero sobretodo, lo importante es saber de qué manera nos mostramos ante el entrevistador.

Para esto, te voy a dar una estrategia que puede ayudarte: en el momento que tengas que hablar sobre tí mismo haz “como si” tu no fueras tímido: piensa “ ¿Qué es lo que haría o diría si yo no fuera tímido? ” y lo haces, o lo dices: ¡seguro que no fallas!.


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.